martes, 14 de marzo de 2017

Magdalenas de almendra con pepitas de chocolate

¡Buenas! Ya estamos aquí de nuevo.

Este fin de semana me apetecía hacer algo sencillo para pasar la tarde de sábado entretenida en la cocina y poder aprovecharlo como desayuno. Se me ocurrió hacer unas magdalenas sencillas con pepitas de chocolate, aprovechando que me habían sobrado de unas cookies que preparé el fin de semana pasado.

Estaba yo tan ricamente preparando los ingredientes y de repente, cuando voy a por la harina mis ojos se encuentran con un paquete de 125 gr. de almendra molida. ¿Cómo reaccionar a eso? Pues cambiando la idea original e incorporando la almendra a la receta. Y que bien que lo hice porque me encantó el resultado. Tanto es que ya no queda ni una magdalena en casa jajaja

Aquí os dejo la receta para que los probéis vosotros también

INGREDIENTES:
125 gr. de almendra molida
125 gr de harina
125 gr. de mantequilla
250 gr de azúcar
5 gr. de levadura química (tipo Royal)
4 huevos
150 gr. pepitas de chocolate

PREPARACIÓN:

Comenzamos batiendo los huevos. Cuándo estén a medio batir añadimos el azúcar y dejamos batir por unos 4 o 5 minutos. Veremos que aumenta mucho de tamaño.

Derretimos la mantequilla y lo integramos en la mezcla.

Es hora de añadir las harinas. Comenzamos por la almendra poco a poco. En un bol a parte tamizamos la harina junto con la levadura antes de añadirlo a cucharadas y no todo de golpe.

Cuando tengamos una masa homogénea, no hay que sobrebatirlo, añadimos las pepitas de chocolate con la ayuda de una lengua de cocina.

Preparamos en una bandeja de horno los moldes para magdalenas cubierto con sus papelitos especiales. Llenamos cada uno sin llegar arriba  para que no se nos desborden cuando crezcan en el horno.

El horno debemos tenerlo precalentado a 200 grados antes de meter las magdalenas. Las horneamos entre 14 y 17 minutos, dependiendo de nuestro horno. Lo importante es que al pinchar una magdalena el pincho salga limpio.

Dejamos enfriar en una rejilla antes de hincarles el diente.


Me salieron 18 en total de un tamaño estándar. Se me pasó por la imaginación hacerlas grandes, tipo muffin, pero no sabia si serían muy pesadas debido a la almendra y fue un acierto. No son super pesadas pero es mejor comerse dos magdalenas si nos apetece que un solo muffin, ¿no?

Por cierto, tengo una gran noticia. En breves y no se por cuanto tiempo ¡VOLVEREMOS A TENER A CRIS POR AQUI! Sinceramente espero que sea poco, no porque me quiera apoderar del blog, si no porque si vuelve a embarcar en poco tiempo significará que todo va bien y podrá acabar su año de alumno lo antes posible y estamos ansiosos de que se convierta ya en capitana :D

Y con este notición me despido por hoy :)


¡Feliz martes!